Pesca

La Pesca en Zahara de los Atunes :

Hoy en día la pesca en Zahara de los Atunes (salvo, como no, la de Almadraba) ha dejado de ser una actividad económica en sí. Esto es debido a su escasa entidad económica, como es el caso de la carencia de un puerto propio, que se encuentra en la cercana Barbate, y donde las flotillas que quedan se reunen en torno al mismo. El hecho de no poder atracar grandes barcos ó "traiñas" en Zahara de los Atunes ha limitado las capturas al menudeo. Es por ello que en Zahara de los Atunes las embarcaciones que quedan son pequeños botes que se dedican a artes menores, después de una pequeña introducción en "artes de pesca", detallaremos la faena de los esforzados marineros de Zahara.Las grandes artes se centran en embarcaciones tipo "traiña", en las que todavía se enrolan algunos marineros de Zahara de los Atunes. Las formas de pescar de la zona son variadas, así podemos destacar el "Arte de cerco con Jareta y con luz", usado por los barcos de Barbate más grandes. Con este arte se cercan y pescan boquerones, caballas y sardinas. Este arte es muy curioso, se utilizan 2 botes auxiliares que salen de la "traiña" (el barco grande o nodriza), uno va con motor y tres o cuatro focos y otro, llamado cabecero, a remo. El bote de luces se deja con los focos encendidos a la deriva en la noche, haciendo que acudan a la luz una gran cantidad especímenes. Una vez reunidos, la "traiña" larga el arte de pesca alrededor del bote de luz, ayudada por el "bote cabecero", se hace un cerco y con la maquinilla se tira de "la jareta" que cierra la red por el fondo. Con un cabezal halador se tira por la linea de flotadores hasta que el "cabecero" de red queda en el costado del barco. Esta técnica data de comienzos del siglo XX, hasta que no aparecieron los primeros botes de luz en 1930. Hasta entonces se usaba otras técnicas como la pesca a la raba o caldeo, al pescado se le daba raba de cebo y despues se le cegaba, de esa manera, se les desorientaba y era fácil su pesca. El arda era otra técnica que usaban los faluchos, que seguían en las noches del mes lunar las estelas pelágicas de boquerones y sardinas por la fosforescencia que dejaban en la superficie del mar. Hemos hablado mucho de "la Traiña", y deberíamos aclarar, que, aunque este barco no se usa en Zahara de los Atunes (por dimensiones y por razones obvias de atraque), si es necesario mencionarlo por lo importante en la zona, sobre todo Barbate. Es un barco mediano por el volumen de su bodega, el puente de mando se situa en el centro, desde ahí el patrón con los modernos radares detecta los bancos de peces y con el halador mecánico da rapidamente el cerco con Jareta a sardinas, jureles y boquerones.Podríamos explicar más artes como "La Jágega", pero serán comentados en nuestro blog para no extendernos aquí. En Zahara de los Atunes, la flotilla marinera vive casi toda en el barrio del "Zapal" (el barrio marinero por antonomasia en Zahara de los Atunes). Los botes se arremolinan en la playa aqui y allá pegados al barrio y hacia la desembocadura del rio "Cachón". El grupo de embarcaciones sale de noche, compuesta cada una por un máximo de tres personas. Utilizan las técnicas de pesca de todo el litoral gaditano para barcas o faluchos, en concreto, el palangre, trasmallo, aparejos de anzuelo, verticales, pulperas y chambel. "Los trasmallos" son tres paños de red superpuesta, las dos exteriores, albitanas, se montan para que coincidan y sean simétricas, el paño central es más alto y opaco, de esta manera, queda flojo y hace bolsa. La captura es clara, el pez pasa por la primera red albitana y tropieza con la opaca o bolsa, que al forzarla, la arrastra y entra en la malla de la segunda albitana, quedándose, finalmente en la bolsa. Este arte requiere de mucha pericia, ya que se dan continuos enredos y desperdicios, siendo necesario mínimo tres por embarcación. Con este arte se recoge, salmonete, urta, besugo, pargo, lenguado, cazón.. También se encuentra el trasmallo conocido como la "minifalda", éste de tierra, consiste en calar las redes en fondos rocosos de 50 a 150 m al atardecer y se recogen al amanecer. Seguimos con los "palangres o palangrillos", donde el cordel permanece fondeado y faenando independiente de la embarcación o pescador. Todo esto se acompaña de un conjunto de cajones, llamados palangres, que al calarse varios se unen en un tendido o línea, marcado por una boya al comienzo y otra al final. La maniobra de calado se realiza al anochecer, virándose o izándose al alba. También y sin extendernos más podríamos hablar de los anzuelos, que se utlizan con cebo natural, son fijados al final de una tanza y en el quedan los peces enganchados. Los aparejos verticales suelen ser un cordel principal atado a la barca, este cordel va perpendicular al fondo, pudiéndose usar una vara o caña. Capturas: Besugos, urtas, pargos, lenguados, calamares, herreras, acedías, pulpos... Al alba suelen regresar a la playa del Carmen, empujan sus botes playa adentro y el fruto de su captura se suele repartir entre restaurantes, hostelería y sus propias casas. También, en verano, suelen ser muchos los curiosos que se les acercan buscando lo más fresco del mar. Muchas formas de pescar para conseguir un pequeño jornal por estos sufridos marineros de Zahara de los Atunes.

 

Autor: José Gómez Martínez ©

 


Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Si continúa navegando, acepta su uso. 
Aceptar | Más información