Zahara de los Atunes

Pasando Tarifa y la extensísima playa de Valdevaqueros, más allá de las ruinas deBaelo Claudia, junto a la ensenada de Bolonia, se encuentra una de las extensiones más largas de playas finas de Cádiz. 
Siguiendo está linea de costa, interrumpida sólo, aquí y allá, por algún cabo, acantilado ó pequeña ensenada, llegamos al pueblo de Zahara delos Atunes. Tal como su nombre avisa, su conexión con el mar es plena e inconfundible a la vez que se funde con las sierras que lo rodean, siendo su gente tanto hijos del mar como de la montaña, manteniendo esta fuerte unión con sus orígenes.

      Zahara de los Atunes:

Nacido del mar y amamantado por el mismo, el pequeño pueblo de Zaharadelos Atunes se encuentra hoy en día comunicado con las mayores rutas que pasan por Cádiz y con su vecino Barbate, del cuál se ha independizado como ELA (Entidad Local Autónoma), por lo cuál, sus vecinos habían estado luchando desde hace años. Sin embargo, durante décadas el viajar fue difícil y la gente de Zahara delos atunes dependía plenamente del mar, formando así una fuerte comunidad con un peculiar carácter. Aquí el mar mandaba y proveía y aunque a veces era duro con ellos; trabajaban, sufrían y reían en fraternidad. Las pequeñas flotillas de barcos salían, desempeñando el mejor de sus papeles en la pesca del atún, para lo cuál usaban la almadraba, técnica heredada de los colonos fenicios, que viajaron a lo largo del Mediterráneo hasta llegar a estas orillas hace unos tres mil años. Les siguieron los romanos, cuyos restos se pueden apreciar hoy en día en Bolonia, los musulmanes y merodeadores como vikingos, normandos e incluso corsarios berberiscos, que son algunas de los que se dejaron embrujar por la perla de la costa gaditana. 

Lugar de veraneo y paraíso entre temporadas: 

Debido a su esplendida situación costera, completada por sus refrescantes brisas y sus clasicas escenas marítimas, este paraiso no podía mantenerse al margen sin ser descubierto durante mucho tiempo. Fue uno de los primeros asentamientos costeros resididos permanentemente por extranjeros (sobre todo alemanes: Playa de los Alemanes...), allí se construyó la primera urbanización de la zona: Atlanterra, situada al este de Zahara delos Atunes, al borde del municipio con Tarifa, aunque para todos por aquí es parte de Zahara. En verano, los más llenan las calles, cafés, restaurantes y playas, muchas caras conocidas y todas felices de estar pasando el verano en uno de los sitios de "actualidad" de los más deseados de España. La temporada de veraneo se prolonga entre tres ó cuatro meses, por el incremento del número de visitantes en verano. Sin embargo Zahara y sus inmediaciones, mantienen su mundano, lánguido ambiente y seductora belleza durante todo el año. Entre los Visitantes conocidos de Zahara de los Atunes se encuentran Pablo Carbonell, Aitana Sánches Gijón, Imanol Arias, el gran Wyoming, Juan José Benítez...y tantos otros de solera nacional e internacional. 

Al asegurarse Zahara de los atunes, su independiencia de Barbate y Tarifa, motiva el obtener un turismo de clase media y alta, que no sólo es atraido por las playas y cómodos hoteles, sino también por el encanto de Zahara y la paz y belleza de sus sencillos alrededores. Parte de estos esfuerzos se han centrado en el nuevo plan de un campo de golf de 18 hoyos de "Cabo de Plata", cuyo objetivo es ampliar el atractivo de Zahara y no disminuirlo.

 

Algunas vistas del pueblo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: José Gómez Martínez ©

 


Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Si continúa navegando, acepta su uso. 
Aceptar | Más información